El coche conectado lo sabe todo de ti

El coche conectado lo sabe todo de ti

Los usuarios están dispuestos a ceder los datos que generan los nuevos vehículos inteligentes a cambio de algún beneficio

Los fabricantes de automóviles se preparan para gestionar la información procedente de los múltiples sensores

El coche conectado ya está aquí. Lo que hasta hace pocos años parecía ciencia ficción está dando paso a una nueva tendencia que ha irrumpido con fuerza en el mercado. Este año se venderán en todo el mundo casi 50 millones de vehículos equipados con sistemas que convierten estos coches en prolongaciones del ‘smartphone’ del usuario hasta el punto de actuar como una caja negra de sus hábitos de conducción gracias a la gran cantidad de datos generados por los sensores. Pero, ¿quién controla esta valiosa información de los ‘smartcars’?

El Mobile World Congress (MWC), que abrirá sus puertas en Barcelona el lunes día 27, se convertirá nuevamente en un escaparate y un acelerador de la simbiosis entre teléfonos móviles y coches. La apuesta de las marcas por una feria diseñada inicialmente para que las compañías tecnológicas mostraran sus últimas novedades volverá a crecer en esta edición, hasta el punto de que algunos fabricantes de vehículos dan ya más importancia al Mobile que los tradicionales salones del automóvil.

El nuevo mercado de coches inteligentes crecerá hasta 700 millones de vehículos en 2022

La nueva tendencia no es caprichosa, sino que responde a una demanda en auge de los consumidores. El nuevo mercado de coches inteligentes seguirá creciendo de forma exponencial en los próximos años hasta sumar en 2022 un total de 700 millones de vehículos conectados a internet, según algunos estudios.

“Estar conectado es imprescindible hoy en día y en todo momento, también en el coche”, asegura Leyre Olavarría, responsable de conectividad de Seat, una marca que ha creado un equipo específico para diseñar y desarrollar soluciones para que los conductores puedan acceder a mensajes, redes sociales y otras aplicaciones de forma segura. Actualmente, un tercio de los Ibiza que vende Seat están plenamente conectados a internet a través de los ‘smartphones’ con sistemas Android y iOS (Apple).

CENTRO DE ‘BIG DATA’ DE VOLKSWAGEN EN BARCELONA

La importancia de la conectividad y de la gestión de los datos que proporcionan los ‘smartcars ha llevado el grupo Volkswagen crear un centro de’ big data ‘en Barcelona que dependerá de Seat. Los 50 empleados de alta calificación que trabajarán en el nuevo centro Metrópolis: Lab Barcelona tendrán como principal misión analizar datos proporcionados por los vehículos para diseñar apps para mejorar la movilidad en las grandes ciudades.

“Los fabricantes tendrán acceso a mucha más información con el coche conectado”, asegura un experto de Garrigues
De forma paralela el arranque de los nuevos vehículos, se está produciendo un intenso debate legal, ético y técnico sobre el uso del gran potencial del ‘big data’ aplicado a la movilidad. “Hasta ahora, los fabricantes de vehículos hacían un uso poco intensivo de la información en torno a los vehículos vendidos, más allá de tener la ficha del propietario y de su historial de revisiones en el taller. Pero con el coche conectado, tendrán acceso a mucha más información “, indica José Ramón Morales, socio de Garrigues.

Del mismo modo que un usuario de un móvil debe dar su consentimiento al envío de ciertos datos a operadoras de telefonía o desarrolladores de app para la ley de protección de datos, “será necesario que los propietarios de un vehículo den su aprobación para que su información pueda ser utilizada “, según Morales.

Seat opta por pedir al usuario consentimiento para procesar algunos datos generados por los sensores
“En Seat hemos optado porque la propiedad de los datos que genera el coche conectado sea del usuario y para pedir siempre su consentimiento para utilizarlos”, indica Leyre Olavarría. Este mismo principio es la base de la campaña lanzada por la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) con el explícito lema de ‘Mi coche, mis datos’. La FIA defiende el derecho de los conductores a decidir sobre la privacidad de los datos que generan sus coches y la posibilidad de elegir entre proveedores de servicios.

CESIÓN DE DATOS A CAMBIO DE DESCUENTOS
Un sector muy interesado en tener acceso a los datos de los coches conectados es el de las aseguradoras, ya que los sensores instalados en estos vehículos actúan de hecho como una caja negra que registra los movimientos y la velocidad, por ejemplo. En estos casos, los usuarios esperan que la compañía les haga una rebaja en el precio a cambio de permitirles el acceso a los datos.

recambios automovil /recambios coche online